Al menos 23 civiles han muerto y otros quince han resultado heridos como consecuencia de un ataque con cohetes contra un mercado de animales en la provincia de Helmand, en el sur de Afganistán, según ha confirmado la oficina del gobernador regional.

En un comunicado, el gobernador de la provincia ha asegurado que varios milicianos han lanzado cuatro cohetes contra un mercado de animales en el distrito de Sangin y que uno de esos proyectiles ha impactado en un coche bomba, provocando que explotara, según informa la cadena de televisión privada 1TV.

El Ejecutivo regional ha dicho que los milicianos estaban fabricando cohetes y coches bomba cerca de una zona poblada, apuntando a que podría tratarse de un ataque provocado de forma accidental. La explosión del coche bomba ha matado también a dos milicianos talibán.

Yusuf Ahmadi, portavoz de los talibán afganos, ha dicho que las víctimas mortales han sido causadas por un bombardeo de las fuerzas gubernamentales afganas, una acusación que han rechazado las autoridades de Kabul.