Los nueve millones de habitantes de Londres no podrán reunirse en espacios cerrados con familiares y amigos de otros hogares a partir del sábado, anunció el gobierno británico este jueves (15.10.2020), con lo que pone a la capital inglesa en nivel de alerta "alto" por la segunda ola de coronavirus.

"No entré en política para imponer restricciones a la vida de la gente", afirmó el ministro de Salud, Matt Hancock, al anunciar las medidas en la Cámara de los Comunes.

Pero "debemos tomar decisiones firmes y equilibradas para mantener este virus bajo control y debemos tomarlas ahora", agregó.

Así, desde la medianoche del viernes, la capital y otras siete zonas de Inglaterra, en total unos 11 millones de personas, pasarán del actual nivel de alerta "medio" a "alto".

Esto implica la prohibición de reunirse en lugares cerrados con familiares y amigos con quienes no se conviva. Se seguirá aplicando además la prohibición de mantener reuniones de más de seis personas al aire libre y el cierre de bares y restaurantes a partir de las 10 p.m.

Reino Unido, el país más castigado por el coronavirus en Europa, registra más de 43.000 muertes por COVID-19 y el número de contagios ha aumentado rápidamente en los últimos días hasta alcanzar los casi 20.000 diarios.