El viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov recomendó a EEUU mantener sus buques de guerra lo más lejos posible de las costas de Rusia en el mar Negro y, particularmente, de Crimea, dado el "alto riesgo de incidentes".

"Deben entender que los riesgos de que se produzca algún incidente son muy elevados. Ya hemos presenciado algo similar en otras aguas. Advertimos a Estados Unidos que más le vale mantenerse lo más lejos posible de Crimea, de nuestras costas en el mar Negro; es para su propio bien", declaró Riabkov a periodistas.

El vicecanciller agregó que "no quisiera profundizar sobre diversas lecturas de lo que es la libertad de navegación". "Solo sé una cosa: los buques de guerra estadounidenses no tienen absolutamente nada que hacer cerca de nuestras costas. Las actividades que llevan a cabo [allí] son provocación pura y dura", puntualizó.

"Es una prueba de nervios, pero no van a conseguir nada", dijo Riabkov.

Una fuente de la Cancillería de Turquía confirmó a Sputnik que Washington notificó a Ankara sobre el paso de dos buques de guerra estadounidenses a través del Bósforo al mar Negro, donde permanecerán del 14 o el 15 de abril hasta el 4 o el 5 de mayo.

Según el portavoz del Pentágono, John Kirby, las operaciones de los buques estadounidenses en el mar Negro tienen un "carácter rutinario" y se coordinan con las autoridades de Turquía de acuerdo con la Convención de Montreux.

La Convención de Montreux aprobada en 1936 establece la libertad de paso por los estrechos para los barcos comerciales de todos los países en tiempos de paz y de guerra. Pero fija un régimen de paso distinto para los buques militares de los Estados de la cuenca del mar Negro y para los que no lo son. Los buques de los países que no tienen la salida a este mar, pueden permanecer en sus aguas no más de 21 días, además para tales navíos se establecen sustanciales limitaciones en cuanto a la clase y el tonelaje.

El canal de televisión CNN, al alegar una fuente militar, comunicó hace un tiempo que EEUU estudiaba la posibilidad de enviar buques al mar Negro las próximas semanas debido al supuesto "aumento de la actividad militar rusa" en la frontera con Ucrania.

Situación en Ucrania

Además, Riabkov declaró que si la situación en Ucrania se agrava, Rusia hará todo lo posible para garantizar la seguridad propia.

"En cambio, ellos [EEUU y la OTAN] agitan el espíritu militarista [de Kiev]. Ellos mismos están involucrados en provocaciones contra nosotros, incluidas en las inmediaciones de nuestras fronteras. Si hay alguna agravación, nosotros, por supuesto, haremos todo lo posible para garantizar la seguridad propia y la seguridad de nuestros ciudadanos, dondequiera que estén", dijo Riabkov a la prensa.

Estados Unidos y sus aliados de la OTAN convierten deliberadamente a Ucrania en un "polvorín" al aumentar la ayuda militar a Kiev, agregó.

TE RECOMENDAMOS: ¿Turismo de vacunas con Sputnik V a la vista en Rusia?

El viceministro afirmó que desde hace muchos años en el territorio de Ucrania se viene realizando la capacitación de militares ucranianos, se crean instalaciones que directamente afectan la seguridad de Rusia, se despliega una red de laboratorios biológicos en algunos países postsoviéticos.

El intenso apoyo militar que Estados Unidos y los países de la OTAN brindan a Ucrania, señaló, es un serio desafío para Rusia.

"Insistimos una vez más en que los países de la OTAN, que especulan demagógicamente sobre la protección de la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, se ocupen de cómo frenar el espíritu belicoso de sus clientes en Kiev", indicó.

Nota completa AQUÍ