La Agencia Internacional de la Energía dijo el martes que se necesitan acciones inmediatas para reestructurar el sector energético mundial para cumplir los ambiciosos objetivos climáticos en 2050, incluyendo el final de las inversiones en nuevas minas de carbón, pozos de petróleo y yacimientos de gas.

La AIE, con sede en París, afirmó en un reporte que ha detectado un camino estrecho pero viable para construir un sector energético global con emisiones netas de gases con efecto invernadero para 2050.

Varios países, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea, se han comprometido a conseguir la neutralidad de emisiones — que supone liberar solo los gases con efecto invernadero que se puedan reabsorver — para medidados de siglo.

El informe de la AIE establece 400 pasos necesarios para transformar la forma en que se produce, se transporta y se usa la energía. Entre las medidas está el no invertir en nuevos proyectos de suministro de combustibles fósiles, el final de la venta de coches con motor de combustión interna para 2035 y cuadruplicar la presencia de la energía solar y eólica desde el nivel récord del año pasado.

Esta transformación creará millones de nuevos puestos de trabajo e impulsará el crecimiento económico en todo el mundo, afirmó el director de la agencia, Fatih Birol.