Un adolescente palestino de quince años ha muerto este viernes tras ser tiroteado por las fuerzas de seguridad israelíes durante una protesta en la ciudad de Beita, en Cisjordania. El incidente se ha producido durante una manifestación contra la construcción de un asentamiento israelí cerca de la ciudad, según información de la agencia de noticias palestina WAFA.

Media Luna Palestina ha indicado que las fuerzas de Israel han abierto fuego contra los manifestantes, lo que ha resultado en el fallecimiento del adolescente, que ha sido identificado como Mohamad Said Hamayel. Además, varias personas han resultado heridas.

La protesta ha sido sofocada mediante el uso de gases lacrimógenos por parte del Ejército de Israel. Hamayel es el tercer palestino de Beita en morir a manos de las fuerzas israelíes en menos de un mes.

Los residentes de la ciudad han estado manifestándose cada viernes contra lo que consideran una ocupación de su territorio por los colonos israelíes, que se encuentran construyendo asentamientos en la zona.

F. Europa Press