Este sábado la región metropolitana de Chile vuelve a entrar, por tercera vez desde que comenzó la pandemia de COVID19, en cuarentena total, debido al aumento sostenido de nuevos casos en los últimos días y el colapso de varios centros de salud.

En esa zona del país trasandino viven más de siete millones de personas, y la alta densidad de la población pone en alerta a las autoridades sanitarias. La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, aseguró a la prensa que si bien en Chile hay “cierta estabilización de los casos y, en algunas regiones, tendencias positivas”, la Región Metropolitana “preocupa de mayor manera por la cantidad de habitantes y las camas críticas”.

Según datos del Ministerio de Salud Pública chileno, la situación hospitalaria de la capital, Santiago de Chile, está “al límite”, ya que alcanzó un nivel de ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos que supera el 98%, con 3, 266 personas que permanecen hospitalizadas debido a la enfermedad, 2, 798 de ellas con necesidad de ventilación mecánica.

Hasta este jueves, el promedio de contagios diarios de covid-19 en la última semana era de 376 nuevos casos cada 100 mil habitantes, según datos de Our Word in Data, lo que lo ubica en el cuarto puesto entre los cinco países del Cono Sur, superado por Uruguay, que encabeza la lista, Argentina y Paraguay.

Según el reporte diario, este jueves fueron detectados 7.716 nuevos contagios y 198 fallecidos. En total, desde que comenzó la pandemia en el país vecino, 1,45 millones de personas se infectaron y 30.339 murieron.

Elecciones en confinamiento Tras el anuncio de la cuarentena total en Santiago de Chile, surgieron críticas contra las restricciones a la movilidad que comenzarán el fin de semana en que se celebrarán las elecciones regionales. Desde el Servicio Electoral (Servel) chileno afirmaron que la medida “no ayuda precisamente a que ciertos electores concurran a votar” en la segunda vuelta de unos comicios para elegir a los gobernadores de las 16 regiones del país.

Además, la medida que tomó el gobierno de Sebastián Piñera es criticada por los sectores más conservadores del oficialismo y por la oposición, que demandan terminar con las cuarentenas y con el régimen de excepción que está vigente desde marzo de 2020 y permite decretar toque de queda, militarizar las calles e imponer confinamientos, como el que se decretó para Santiago.

La presidenta regional del Colegio Médico, Francisca Crispi, dijo este viernes que es “difícil” evaluar la medida porque llega “tarde” y se da dentro de un plan sanitario “totalmente fracasado”, consignaron medios locales.

F. La diaria política