China se está preparando para analizar decenas de miles de muestras de bancos de sangre de la ciudad de Wuhan como parte de una investigación sobre los orígenes del covid-19, según un funcionario chino. La medida se produce en medio de crecientes pedidos de transparencia sobre la aparición del virus.

El panel de investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló en febrero de este año el almacenamiento de hasta 200.000 muestras, incluidas las de los últimos meses de 2019, como una posible fuente de información clave que podría ayudar a determinar cuándo y dónde cruzó el virus por primera vez a los humanos.

Las muestras se guardan en el Centro de sangre de Wuhan y se cree que abarcarán 2019, proporcionando muestras de tejido en tiempo real de una amplia franja de la población en la ciudad china donde se cree que el SARS-CoV-2 infectó por primera vez a humanos.

Las muestras del banco de sangre se han retenido durante dos años, han dicho funcionarios chinos, en caso de que sean necesarias como prueba en cualquier juicio relacionado con las donaciones de sangre de las que proceden.

Ese período de espera de dos años expirará pronto para los meses clave de octubre y noviembre de 2019, cuando la mayoría de los expertos creen que el virus podría haber infectado a los humanos por primera vez. Un funcionario de la Comisión Nacional de Salud de China le dijo a CNN que la preparación para las pruebas está actualmente en marcha y que las pruebas se confirmarán una vez que se alcance el límite de dos años.

"Esto proporciona lo más cercano en el mundo que hemos visto de muestras en tiempo real para ayudarnos a comprender el momento del brote", dijo Yanzhong Huang, investigador principal de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores.

Las muestras "contendrán absolutamente pistas vitales", dijo Maureen Miller, profesora asociada de epidemiología en la Universidad de Columbia. Instó a China a permitir que expertos extranjeros observen el proceso. "Nadie creerá los resultados que reporta China a menos que haya al menos observadores calificados", dijo.

El jefe del equipo chino que trabaja en la investigación de la OMS, Liang Wannian, dijo por primera vez en una conferencia de prensa de julio que China examinaría las muestras, y agregó que una vez que los expertos chinos "tengan los resultados, los entregarán tanto a los equipos de expertos chinos como a los extranjeros".

Liang dijo que las muestras provenían del tubo de apertura de una bolsa de sangre de un donante, sellada y luego almacenada, y los expertos chinos habían "realizado varias evaluaciones y exámenes sobre los métodos de prueba y el plan de acción, que se implementarán después de la expiración" del límite de dos años.

Las muestras, si se almacenan correctamente, podrían contener signos cruciales de los primeros anticuerpos producidos por humanos contra la enfermedad, dijeron los expertos.

Liang dijo en julio que si bien el primer caso reportado fue en Wuhan el 8 de diciembre, "nuestra investigación y los trabajos de investigación previos relacionados de científicos chinos sugieren completamente ... que el del 8 de diciembre probablemente no sea el caso inicial. Podría haber otros casos que ocurrieron antes".

El Dr. William Schaffner, de la división de enfermedades infecciosas del Departamento de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, dijo que las muestras presentaban una "oportunidad fascinante. A uno le gustaría volver para averiguar exactamente durante qué meses este virus comenzó a dejar huellas en la población humana en China".

Las muestras podrían incluso indicar quién se infectó por primera vez, dónde y su edad y ocupación, agregó Miller.

"Es una práctica común desidentificar las muestras", dijo. "Así que podría reducirlo a los datos demográficos básicos, la edad, el género, el vecindario donde vivían. Todos esos datos estarán disponibles".

Schaffner sugirió que las muestras podrían llevarse a Ginebra, u otro destino neutral, para permitir que los expertos de la OMS participen en las pruebas.

Dijo que dos posibles problemas con las muestras podrían ser "la integridad de las muestras de sangre --asegurarse de que no hayan sido creadas recientemente", pero también cuán representativos de la población en su conjunto eran los donantes de sangre. Miller dijo que lo más probable es que se hayan tomado muchas muestras de individuos sanos "por lo que representarán casos asintomáticos. Y como hemos aprendido durante el curso de la pandemia, los casos asintomáticos alimentan la pandemia".

Nota completa AQUÍ.