Una cabeza esculpida en mármol que pertenece a una escultura de "Hércules" cuyo cuerpo se rescató en 1900, fue localizada por un equipo de buzos de la expedición Return to Antikythera, naufragio que data del siglo I antes de Cristo.

La escultura sin cabeza del llamado “Heracles de Anticitera”, forma parte del inventario no. 5742 del Museo Arqueológico Nacional de Grecia.

La investigación está a cargo de la Escuela Suiza de Arqueología en Grecia bajo la dirección del doctor Angeliki G. Simosi, jefe del Eforato de Antigüedades de Eubea, y Lorenz Baumer, profesor de Arqueología Clásica en la Universidad de Ginebra.

La investigación de campo está bajo la supervisión del Ephorate of Underwater Antiquities, mientras que el proyecto se lleva a cabo bajo el patrocinio de la presidenta de la República Helénica, Katerina Sakellaropoulou.

El objetivo principal del programa es formular una comprensión más clara y más aguda del barco, su ruta, su carga y las condiciones de los restos.

La investigación de campo de 2022 incluyó la reubicación de rocas naturales considerables seleccionadas que habían cubierto parcialmente el área del naufragio durante un evento que está bajo investigación, con un peso de hasta 8,5 toneladas cada una.

La remoción de las rocas dio acceso a una parte del naufragio que antes no había sido explorada. Una configuración personalizada que consta de aparejos duraderos, bolsas de elevación subacuáticas y suministro de aire presurizado conceptualizado y desarrollado por el equipo Hublot Xplorations, del popular relojero suizo.

Otro de los hallazgos más importantes, se trata de dos dientes humanos, descubiertos en un aglomerado sólido de depósitos marinos junto a fragmentos de cobre, madera y otros materiales propios de un desastre marítimo.

A estas piezas dentales se les va a practicar un análisis genético e isotópico de los dientes podría ser útil para deducir información sobre el genoma y otras características relevantes para el origen de los individuos a los que pertenecieron.

Todos los hallazgos más recientes han sido transportados de forma segura a las instalaciones del Ephorate of Underwater Antiquities del Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia, después de haber sido tratados según las instrucciones del Departamento de Conservación del Ephorate.