El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, adelantó que el juicio político contra el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, y el consejero electoral Ciro Murayama, va en San Lázaro, incluso, dijo, ya está en la Subcomisión de Examen Previo, que integran las comisiones de Gobernación y Justicia.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Mier recordó que la solicitud de juicio político fue presentada por el vicecoordinador del PT, Gerardo Fernández Noroña, y adelantó que Morena va a complementarla, una vez que se defina la ruta.

Rechazó que este procedimiento sea una revancha contra los consejeros y aseguró que los diputados de la Cuarta Transformación solamente se someten a la ley, en un criterio siempre democrático, lo que les permite presentar un juicio político contra ambos consejeros, por sus criterios miopes y desproporcionados al establecer una sanción exorbitante contra Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón.

“‘Con la vara que mides serás medido’, dice un viejo refrán, o todos hijos o todos entenados, o todos coludos o todos rabones. Nosotros nos sometemos a lo que señala la ley y con ese criterio, siempre democrático, objetivo, aunque un poco miope y desproporcionado, establecieron una sanción exorbitante los consejeros. Están en su derecho, pero nosotros también tenemos todo el derecho.

“Si consideramos que se violentaron disposiciones constitucionales, de iniciarles un juicio político, ni modo que se enojen por eso”, dijo Mier.

TE PUEDE INTERESAR: POLITIKÓS: La magistral pieza de comunicación política vs INE y el error de Macedonio

El legislador rechazó que sea una revancha contra los consejeros, pues “si lo dice la ley, no se puede hablar de revanchas, es en estricto apego a la ley y a la Constitución”. Mencionó que si ellos, en la Cuarta Transformación, lo hacen, entonces sí es revancha, pero si ellos [los consejeros] lo hacen, no se llama igual.

“En la ley lo dice, no puede haber revanchas. Dentro de la narrativa con la que argumentó su voto y avaló el dictamen de la Comisión de Fiscalización, con esa misma yo digo: no es revancha, es estricto apego a la ley y a la Constitución, ¿o nosotros no? Si nosotros lo hacemos es revancha y hay acoso, pero sí ellos lo hacen no se llama igual”, dijo.

Recordó que fue el vicecoordinador del PT, Gerardo Fernández Noroña, quien presentó el juicio político contra Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, por haberse excedido en la aplicación de la ley.

“Ahora falta que se enojen, que se conviertan en celosos de la honra, pero desobligados del deber, como el esposo de la tía Cleta”, expresó.

“¿Qué consideramos? Que hubo violaciones sistemáticas, como se podrá advertir en el artículo 22 y 41 constitucional, por lo que hace a principios, incluso al 1 constitucional.

“Cuando privilegian derechos fiscales a derechos humanos y políticos, entonces nos vamos a ir al 41 constitucional, y también por violación y por desproporcionalidad, lo dice claramente el tercer párrafo del 22 constitucional”, aseguró el también presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

Dijo que no cree que se enojen los consejeros electorales, si son congruentes y consecuentes, pues aseguró que el propio Córdova mencionó que el árbitro sacaría tarjetas, por lo que Mier cuestionó, entonces, ¿a la autoridad quién la sanciona?

“Bueno, hay una comisión, hasta en las más modestas ligas de futbol, cuando alguien se autoproclama árbitro, bueno, se sujeta a lo que dice esa comisión arbitral. Entonces, en el paragón, existe un instrumento en la comisión que se llama juicio político”, explicó Mier.

En las últimas dos semanas, el líder nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, el propio Ignacio Mier, Gerardo Fernández Noroña y el presidente Andrés Manuel López Obrador han chocado con Lorenzo Córdova y Ciro Murayama por la cancelación de las candidaturas de Félix Salgado Macedonio, debido a no haber presentado sus gastos de precampaña.

Incluso, el propio titular del Ejecutivo aseguró que la decisión del INE es una expresión de fobia y antidemocrática, a lo que Lorenzo Córdova le reviró y aseguró que el árbitro electoral sólo vigila que los actores políticos cumplan la ley.