La SCJN atrajo el litigio entre los integrantes de la Fundación Mary Street Jenkins por el supuesto desfalco cometido en prejuicio del patrimonio de dicha benefactora, que asciende a alrededor de 14 mil millones de pesos e inició desde 2016.

Esto, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó atraer el caso, a petición de Elodia Sofía de Landa Irizar, Margarita Jenkins de Landa, María Elodia Jenkins de Landa, Juan Guillermo Eustace Jenkins, así como Carlos y Roberto Jenkins de Landa.

Dicha acción fue interpuesta para combatir la impugnación que promovió la Fiscalía General de la República (FGR), después de que una juez de amparo les otorgó (a los Jenkins) ampliar su demanda, presuntamente fuera del plazo legal.

Para que está petición sea atendida debe ser procesada por un ministro de la SCJN, como ocurrió en este caso, según consta en los estrados electrónicos del máximo tribunal judicial del país.

“Ante la falta de legitimación de los quejosos, el ministro Juan Luis Alcántara Carrancá decidió de oficio hacer suyo el escrito de solicitud de ejercicio de la facultad de atracción”, cita el medio nacional.

Esta será la primera vez que la SCJN intervendrá en el litigio que empezó desde 2016, ya que en ese año se denunció ante la FGR el posible desfalco, con el cual se constituyeron diversas fundaciones, a las cuales se desviaron los fondos de la Fundación Jenkins.

Hay órdenes de aprehensión contra familia

Es necesario señalar que desde marzo se emitieron órdenes de aprehensión en contra de siete miembros de la familia Jenkins de Landa, por el desfalco millonario contra la fundación, por lo que el pasado 29 de junio el campus de la Universidad de las Américas de Puebla (Uldap), beneficiaria de la Fundación Mary Street Jenkins, fue tomado.

Además en agosto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que pedirá a Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que realice una investigación y dé una recomendación sobre el conflicto que se tiene.