El Pleno del Senado de la República eligió a la abogada Loretta Ortiz Ahlf, como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quien sustituirá al ministro Fernando Franco González Salas quien dejará el cargo el próximo 12 de diciembre.

Ortiz Ahlf obtuvo 92 de los 114 votos emitidos por los senadores, por lo que alcanzó la mayoría calificada para ser nombrada como ministra de la Corte.
Esta fue la tercera vez que Ortiz Ahlf integraba una terna para ser ministra de la Corte, pero las ocasiones anteriores no alcanzó los votos necesarios. En las ocasiones anteriores fue cuestionada por su cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador y por su matrimonio con José Agustín Ortiz Pinchetti, actual titular de la fiscalía especializada en delitos electorales.

¿Quién es Loretta Ortiz Ahlf?



Ha sido diputada de Morena, es egresada de la escuela Libre de Derecho en donde es maestra y fue coordinadora del Consejo de Asesores para garantizar la paz, órgano formado por López Obrador como Presidente electo para acercar a las nuevas autoridades con las víctimas de la violencia en distintos municipios del país.

Ortiz es especialista en derecho internacional y derechos humanos, maestra en derecho humanos por la Universidad iberoamericana y tiene un doctorado en derechos humanos y derechos comunitarios europeos por la Universidad de distancia de España es miembro del sistema Nacional de investigadores nivel dos.

El 20 de noviembre de 2019 fue nombrada consejera Judicatura Federal, cargo que desempeñaba hasta antes de la votación de hoy.

Es un día histórico: Sánchez Cordero

Por su parte, la presidenta de la Mesa Directiva, Olga Sánchez Cordero, dijo que hoy es un día histórico, ya que se eligió a la cuarta ministra de la SCJN, con lo que México gana en la lucha por la igualdad, porque la integración de los órganos del Estado “no tiene por qué olvidar al género femenino”.

“Me siento muy satisfecha de que la paridad que, desde los órganos legislativos y la lucha feminista hemos venido impulsando, va convirtiéndose en una realidad”, expresó la legisladora.

Dijo que la nueva integrante de la SCJN cuenta con los elementos suficientes para ejercer el cargo con independencia y autonomía, por lo que “me siento orgullosa de que una mujer, con las cualidades de la ministra, se integre al tribunal constitucional de nuestro país”, pues será fuente de inspiración para niñas y adolescentes.

La prioridad será una política de “tolerancia cero”: Ortiz Ahlf

Previamente, en su comparecencia ante el Pleno del Senado, Loretta Ortiz Ahlf aseguró que una de sus prioridades será la promoción de una política de “tolerancia cero” a la corrupción, tráfico de influencias y nepotismo, en todos los niveles del Poder Judicial.

Dijo que es fundamental, fortalecerlo y optimizarlo, con miras a incrementar los niveles de confianza y cercanía con la sociedad mexicana, ya que una de las tareas más impostergables radica en consolidar su legitimidad, a través de la consolidación de una justicia eficiente, sólida, moderna y cercana a las personas.

“Me enorgullece y agradezco la oportunidad de contribuir al progreso del principio constitucional de paridad de género”, pues, aunque se han concretado avances significativos en la materia en la composición actual de la SCJN, las ministras tan sólo representan 27.2 por ciento, lo que sin duda constituye un pendiente en la inclusión directa de las mujeres en el Máximo Tribunal.

También comparecieron Bernardo Bátiz Vázquez y Eva Verónica de Gyvés Zárate, quienes también formaban parte de la terna.

Bátiz Vázquez dijo que es lógico que existan señalamientos por la imparcialidad de las personas propuestas, ya que es el Ejecutivo quien los elige. Subrayó que este proceso siempre se ha realizado de esa manera; sin embargo, se priorizan los méritos y las cualidades de las y los candidatos para ejercer el cargo.