El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador urgió a localizar los cuerpos de los sacerdotes jesuitas ejecutados en la iglesia de Cerocahui, en la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua, así como de las otras víctima mortales y las personas plagiadas por un grupo criminal.

Durante la conferencia matutina, el mandatario también señaló que el líder de la banda, que realizó la ejecución, esta plenamente identificado y cuanta con una orden de aprehensión que data de 2018 por el  homicidio de un turista estadounidense.

LEER ADEMÁS Papa Francisco condena asesinato de sacerdotes jesuitas en Chihuahua

El presidente ofreció sus condolencias por este crimen e informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ya se encuentra en la zona para la búsqueda de los asesinos y la localización de los cuerpos.

"Lo que nos importa más es encontrar los cuerpos, ya se ha avanzado en la investigación y detener a los responsables. El caso lo lleva la fiscalía de Chihuahua, pero lo que nos importa ahora es encontrar los cuerpos y detener a los responsables", mencionó.

LEER TAMBIÉN Esto sabemos de la ejecución de sacerdotes jesuitas en la sierra Tarahumara

AMLO reconoció que la zona de Uriqui, en Chihuahua, donde se registró este crimen, esta afectada por la presencia de grupos de la delincuencia organizada de años atrás, y es que recordó un caso ocurrido en 2008 cuando un comando irrumpió en una reunión y asesinó a 13 personas.

“Este delincuente señalado como el responsable de los asesinatos, identificado incluso por uno de los sacerdotes, también está acusado por orden de aprehensión desde 2018, porque asesinó a un turista estadunidense, entonces sí es una zona dominada por este grupo y se está haciendo el trabajo que nos corresponde”, sostuvo.