Al dar a conocer que desde que inició el confinamiento por el Covid-19 se ha registrado un incremento sustancial en los reportes de violencia doméstica, así como en las solicitudes de refugio, el Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, presentó ante el Congreso de la Unión un punto de acuerdo a fin de actualizar la instrumentación de mecanismos, lineamientos o programas en los centros de refugio de mujeres víctimas de violencia para evitar que se conviertan en un foco de propagación del virus.

El legislador precisó que desde que inició el confinamiento hasta el 26 de abril, se han registrado 26,171 llamadas a los centros de atención a mujeres víctimas de violencia doméstica. En febrero hubo 21,727, lo que vislumbra que la situación generalizada de violencia de género va en aumento.

Asimismo se ha señalado que los incidentes de violencia familiar reportados al número de emergencias 911 tuvieron un repunte de más de 20% en marzo, el mes en que inició la contingencia sanitaria por el coronavirus.

“Debido a esta situación de riesgo, muchas mujeres se ven en la necesidad de buscar refugio para poder permanecer seguras e incluso, en muchas ocasiones, mantener a salvo a sus hijas e hijos”, recalcó. Según la Red Nacional de Refugios (RNR), hasta el 23 de abril la cifra de solicitudes de refugio hecha por mujeres que son víctimas de violencia había aumentado en 12.7%.

Manzanilla Prieto señaló que es imperativo que se tomen medidas preventivas, en este momento que se cuenta con relativo control sobre los refugios.

“La cifra de denuncias ha ido en aumento y, tanto el confinamiento obligatorio para la población en riesgo como el resguardo domiciliario voluntario, amenaza con disparar aún más las agresiones contra mujeres, adolescentes y niñas, por lo que urge la atención del tema, debido a que, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, cada día, casi 4 mil mujeres piden auxilio telefónico debido a una situación de violencia de género”, resaltó.

Cabe destacar que el punto de acuerdo contempla realizar este exhorto al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), así como a las autoridades de los tres niveles de gobierno y a las instituciones privadas que presten el servicio de centros de refugios para mujeres víctimas de violencia.