Ante la inminente crisis económica por la que atraviesa México y el mundo, derivado del paro de actividades para contener la transmisión del covid-19 y la lenta reactivación para evitar segundas olas de contagio, el Diputado Federal por el Distrito 12 de Puebla, Fernando Manzanilla Prieto, pidió que se regulen y vigilen las comisiones impuestas a las remesas, las cuales representan una de las principales fuentes de divisas para el país.

En este sentido, y mediante el Punto de Acuerdo que presentó ante la Cámara de Diputados, el legislador exhortó al Banco de México a que, con absoluto respeto a su autonomía constitucional, considere el impulso de medidas temporales para disminuir la tasa de comisión, impuesta por las instituciones financieras a las remesas que envían los migrantes, durante los meses que dure la emergencia sanitaria y la etapa de reactivación económica.

Al mismo tiempo pidió a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) a que vigile el cumplimiento de las medidas temporales sobre las comisiones a las remesas, por parte de los bancos y casas de cambio, entre otras instituciones, para proteger los derechos de las y los usuarios.

En el contexto por el que atraviesa la economía es fundamental cuidar aquellas fuentes de ingresos que permiten adquirir productos vitales, como comida, vestido y servicios de salud a la población.

Al respecto informó que de acuerdo al Anuario de Migración y Remesas 2019 de BBVA, el uso que se le da al dinero enviado por los connacionales migrantes es, en más, del 70 % para comida y vestido. “México es uno de los países que recibe el mayor número de remesas a nivel mundial.

En febrero de este año, los capitales recibidos sumaron 2,694.2 millones de dólares, 10.5% más que en febrero de 2019, de acuerdo con el reporte mensual del Banco de México; sin embargo, para ese mes, ninguno de los dos países había detenido actividades productivas debido a la pandemia”, hizo la observación.

En Estados Unidos la cifra de desempleo crece día con día, las personas pierden empleos en sectores que ocupan alta proporción de migrantes, como turismo, hoteles y restaurantes, por lo que los connacionales se verán afectados.

“Si bien cada institución que proporciona el envío de remesas tiene su propio nivel de comisión fija, los cobros que están ligados al tipo de cambio o rapidez de la transferencia, afectan de forma directa a quienes envían y a quienes reciben el dinero, por lo que hoy más que nunca es muy importante cuidar estas fuentes de ingresos que permiten a las familias mexicanas adquirir insumos básicos”, finalizó.