La presidente del PAN, Genoveva Huerta Villegas, demostró su bajeza y ruindad luego de criticar la condición de salud del gobernador Miguel Barbosa Huerta, situación que se puede interpretar como una estrategia política para posicionarse en algún cargo público para 2021.

Así lo declaró el dirigente estatal del PVEM, Jaime Natale Uranga, luego de señalar que la líder del albiazul, no tiene porque exigir un estado de salud periódico del gobernador, tras el rumor que se generó en las últimas horas sobre que estuvo internado a consecuencia de la diabetes que sufre.

Puntualizó que los propios panistas no simpatizan con el trabajo de Huerta Villegas, quien se cuelga de la condición social de las personas para sacar raja política y demostrando que primero están sus intereses personales, a través de discursos de odio. “Lo digo con sus letras, incurrió en una bajeza y ruindad luego de discriminar la condición de salud del gobernador.

Ella no representa a un partido y los mismos militantes no se ven representados por ella”. Señaló que los partidos de oposición tienen que fungir con ese rol y no estar dividiendo a la sociedad sobre la condición de salud del gobernador, quien demostró que está bien tras la reciente conferencia de prensa que ofreció para hablar del COVID-19.


Aclaró que no comparte la forma de hacer política de Genoveva Huerta Villegas, quien solo demuestra que hará hasta lo imposible para ocupar su cargo como dirigente del PAN para llegar a un puesto en 2021.