El ayuntamiento de Puebla y otros 11 sujetos obligados se encuentran bajo la lupa de la Auditoría Superior del Estado (ASE), luego de que presuntamente desvían recursos públicos para enfrentar la pandemia del COVID-19.

El titular de la ASE, Francisco Romero Serrano, aclaró que no revelará el nombre de los otros 11 sujetos obligados, bajo el argumento de que estarían sobre alerta ante la investigación que se les hará en el manejo parcial de los recursos 2020.

Puntualizó que el caso más sonado corresponde al ayuntamiento de Puebla a cargo de la edil, Claudia Rivera Vivanco, tras ser señalada por un presunto sobre costo en la compra de despensas, kits médicos y el asunto de los ventiladores.

Añadió que la ASE se maneja sin tintes políticos y en caso de existir anomalías, se detallarán a la comisión Inspectora del Congreso del Estado de Puebla, para que se proceda de forma legal en contra de los presuntos responsables.

“Esto demuestra el interés que tienen los ciudadanos sobre la aplicación del gasto, tengan la seguridad de que les hacemos caso, sí habrá respuesta en su oportunidad en caso que haya algún tipo de responsabilidad”.