La presidente de la comisión del Medio Ambiente del Congreso del Estado, Nora Merino Escamilla, urgió en reformar la ley en el rubro que permita al gobierno de Puebla clausurar a las empresas que se dedican a contaminar el Río Atoyac.

Señaló que actualmente la Ley del Medio Ambiente faculta a la administración estatal en turno clausurar empresas que contaminen, a través de un proceso largo y tedioso porque primero se notifica a la federación para que en un plazo de 72 horas se realice la inspección correspondiente.

Lo anterior, dijo, permite a las empresas cubrir las anomalías que días atrás se caracterizaron por una contaminación del Río Atoyac que abarca municipios cercanos entre Puebla y Tlaxcala, respectivamente.

La también diputada local del Partido Encuentro Social (PES), celebró esta intención del gobierno de Puebla de poner limpiar el Río Atoyac y no quede en discurso político como se suscitó en administraciones anteriores.

Dijo que este primer paso permitirá darle efectividad a un estudio real y sin maquillaje que se haga para detectar la raíz de este problema y después aplicar un plan integral de manera coordinada para sanear esta cuenca.

"Tenemos pendiente el crear alguna iniciativa para reformar la Ley y permitir que el estado pueda crear políticas de impacto directo o puede ser que podamos empezar con la revisión de la Ley, para ver de que manera podemos impactar para darle mayores facultades al estado".