El crédito de 160 millones de pesos que solicitará el Ayuntamiento de Puebla para arrancar obra pública, no debe considerarse cómo deuda pública si el monto es cubierto dentro del período de la administración del presidente municipal, Eduardo Rivera Pérez, consideró el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

Recordó que a principios de este año los legisladores aprobaron que los ayuntamientos hicieran uso del 25 por ciento del Fondo de Aportaciones para Infraestructura Social (FAIS) y que esto no representa una puerta para adquirir deuda.

"Este decreto plantea que los municipios puedan acceder hasta el 25 por ciento del monto que les corresponda por concepto del FAISM y solo se podrán utilizar para proyectos autorizadas en las reglas de operación de la federación".

Tras señalar que Rivera Pérez deberá comprobar que son prioritarias las obras que pretende realizar con esos 160 mdp, el diputado de Morena reiteró que no se trata de una deuda, sino del adelanto de recursos previstos a recibir el siguiente año.

En otro tema, Céspedes Peregrina descartó estar interesado en competir por la dirigencia estatal del partido obradorista, al señalar que le ocupa dirigir los trabajos legislativos durante el periodo por el que fue electo.