La ciudadanía se ha acercado a la diputada Lupita Leal a exponer sus quejas del transporte público y señaló que se han recibido alrededor de 100 denuncias sobre el servicio -ruta Azteca, 44A, 45A, 2A, S25, M2- el cual han catalogado de pésimo, pues han detectado unidades en pésimo estado, con vidrios polarizados, botones de pánico sin funcionar, se transportan materiales peligrosos como tanques de gas y gasolina en garrafas dentro de las unidades, los operadores manejan con exceso de velocidad y hablando por teléfono, se pasan los altos, no suben a personas de tercera edad y mucho menos discapacitados.

A pesar de esta situación, la titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT), Elsa Bracamonte, ha permitido que continúen violentando la Ley del Transporte al seguir en circulación.

La diputada informó que durante un recorrido en la ruta 45A se detectó que se transportaba gasolina en una garrafa y al querer realizar un reporte al 01 800 57 02 530 la línea que se habilitó para atender denuncias ciudadanas respecto al transporte no sirve, pues la llamada ni entra o simplemente te deja esperando sin que se obtenga una respuesta por parte de un operador.

Además, en traslados en otras rutas se detectó que el ascenso y descenso de las unidades se hace por cualquiera de las 2 puertas, el botón de pánico no funciona, muchas unidades no están rotuladas con el número de unidad, el volumen de la música es muy alto, van con sobrecupo y muchos pasajeros van en los escalones de ascenso y descenso poniéndose en riesgo.

Lupita Leal hizo un llamado enfático a las autoridades de la Secretaría de Movilidad y Transporte del Estado a dar cuenta de todas las denuncias sobre el transporte público ya que se han detectado varias violaciones a la Ley del Transporte que fue aprobada el pasado 03 de diciembre de 2021 ya que meses después de su implementación, los concesionarios y operadores sigan sin conocer sus obligaciones como trabajadores del volante, sobre todo cuando sus acciones repercuten en el bienestar de los pasajeros.

La diputada agregó que entre los pendientes se encuentran la actualización de las unidades –para incluir plataformas a nivel de piso para las personas con discapacidad–, la activación de los botones de pánico, entre otras, situaciones que prometieron que mejorarían al aumentar más de dos pesos el costo del pasaje.

Para finalizar, señaló que la dependencia no ha hecho público el número de sanciones que se han aplicado al respecto, siendo la más fuerte la revocación de las concesiones.

En días pasados la titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Puebla, Elsa Bracamonte, confesó que 31 mil unidades (90 por ciento) del transporte público son chatarras en Puebla. También, reconoció que en los últimos meses se ha presentado una ola de accidentes viales, en donde los choferes de las rutas se han visto inmiscuidos y donde, además de lesionados, hubo siete muertos.

ma