América superó esta semana las 500 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 aplicadas, cifra que, sin embargo, no indica que la pandemia esté controlada, especialmente en Centroamérica, en donde tan solo han sido inmunizadas dos millones de personas, se informó el viernes.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a la fecha se han puesto en el continente 527 millones 509 mil 495 dosis de las diferentes vacunas, de las cuales 319 millones 940 mil 327 corresponden a la primera inyección y 194 millones 963 mil 368 a la segunda.

La OPS también precisó que más de 12 millones de personas han sido inmunizadas en América con vacunas que requieren una sola dosis.

Los cinco países más adelantados, en cantidad de vacunas aplicadas, son Estados Unidos (303.901.512 dosis); Brasil (65.853.664), México (32.874.857), Canadá (25.226.671) y Chile (19.108.973).

Pese a que 500 millones de dosis aplicadas es una cifra considerable, la directora de la OPS, Carissa Etienne, que la lentitud del proceso, principalmente en América Latina y el Caribe, puede hacer que el control del virus tome varios años.

Y es que las estadísticas demuestran que mientras Estados Unidos ha vacunado completamente a más del 40 % de su población, algunos países como Bolivia, Ecuador y Perú solo han inoculado al 3 % de sus habitantes, y otros como Guatemala, Trinidad y Tobago y Honduras ni siquiera al 1 por ciento.

Así, menos de tres millones de personas han completado su esquema de vacunación en el Caribe y solo dos millones lo han conseguido en Centroamérica.

F.DW