Un panel de expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendó de manera unánime (11-0) el uso de las vacunas de refuerzo de Moderna y Pfizer-BioNTech para toda la población adulta del país mayor de 18 años y para ser administrada seis meses después de la segunda dosis.

Los miembros del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización también votaron sobre una segunda pregunta, reforzando la recomendación de decir que las personas de 50 años o más deben recibir una dosis de refuerzo de la vacuna.

La decisión llega después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizara la mañana de este viernes su uso de emergencia en la población general, algo que la agencia gubernamental había descartado en septiembre.

Ahora decenas de millones más de personas en Estados Unidos podrían tener tres dosis de protección antes del nuevo año.

F.Univisión