La hepatitis aguda grave que afecta a menores de edad llegó a América Latina. Los gobiernos de Argentina y Panamá reportaron los dos primeros casos en dos infantes de 8 y 2 años de edad.

El Ministerio de Salud de Argentina informó que el pa­ciente es un niño de ocho años de edad. En el caso de Panamá, se trata de un niño de dos años.

En Argentina se informó que los estudios de laboratorio realizados hasta el momen­to dieran resultados negati­vos en relación a los virus que usualmente generan esta en­fermedad.

Mientras que en Panamá se informó que el menor infectado se encuentra fuera de peligro tras ser hospitalizado, sin embargo se inició la vigilancia epi­demiológica y se remitió la alerta de vigilancia a to­das las instalaciones sani­tarias del país.

Es necesario señalar que la enfermedad ha cau­sado la muerte de cuatro ni­ños, según el balance de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta el 1 de mayo pasado, sobre 228 casos informados en el mundo.

La mayoría de los pacien­tes han sido reportados en Europa, sobre todo en el Rei­no Unido, que informó sobre 74 niños con esa enfermedad hepática.

En abril, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta ante la aparición de casos de hepa­titis aguda y grave de origen desconocido, en varios países, en menores de edad.

En el continente america­no, únicamente Estados Uni­dos había reportado contagios de este padecimiento. Actualmente, las autori­dades sanitarias de la Unión Americana analizan si el ori­gen de la infección puede ser un patógeno llamado adeno­virus 41.

(Con información de Excélsior)