Los próximos objetivos delincuenciales del gobierno de Puebla son los líderes huachicoleros: El Bukanas y El Toñín, aseguró el mandatario poblano, Miguel Barbosa Huerta.

Tras la captura en Apizaco de Óscar N, El Loco Téllez, indicó que su administración está muy cerca de lograr la detención de otros dos capos: Antonio Martínez Fuentes, El Toñín y Roberto de los Santos de Jesús, El Bukanas.

Barbosa indicó que el combate a los grupos criminales en la entidad seguirá, y rechazó que existan amenaza en contra de su administración que obliguen a liberar a los delincuentes o detener la cacería. 

En conferencia de prensa, el mandatario sostuvo que nunca negociarán con delincuentes, pues se mantendrán firmes ante cualquier circunstancia de riesgo.

Confirmó que “El Loco Téllez” fue trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tepexi de Rodríguez, ya que es un penal de máxima seguridad, desde el que seguirá su proceso jurídico.

“Su detención tiene enorme importancia, no solo para nosotros porque podría ser uno de los delincuentes más peligrosos en nuestro estado, sino de los más peligrosos del país”, puntualizó.