Alonso M., presunto feminicida de Gardenia y Dulce, presentó síntomas de COVID-19, por lo que fue diferida su audiencia de vinculación prevista este lunes ante el juez de Control.

En la Casa de Justicia de la 11 Sur estaba prevista la definición de su situación jurídica, luego de que se le imputa el delito de feminicidio en agravio de la mujer de 26 años y su hija de apenas 11.

Cabe recordar que sobre el sospechoso pesa la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel.

De acuerdo con el programa de las secretarías de Salud y de Gobernación (Segob), Alonso M., debería ser trasladado al Centro de Internamiento Especializado para Adolescentes (Ciepa), donde hay 167 reos con coronavirus de diferentes penales.

Desde el 26 de mayo, cuando se dieron a conocer lo primeros nueve contagios entre la población penitenciaria, hasta el pasado fin de semana, a Segob había contado 192 reclusos enfermos.