María Cano Ramos de 25 años de edad desapareció el 23 de julio en el municipio de Tlachichuca, Puebla, y seis días después, su cadáver fue encontrado en un predio colindante al rancho del presidente municipal Giovanni González Vieyra.

La joven presentaba huellas de violencia, heridas en el cuello por lo que se presumen que se desangró, así como señas de asfixia, hechos que registró el ministerio público de Ciudad Serdán, municipio que es gobernado por el hermano de Giovanni, Uruviel González Vieyra.

Se sabe que la joven salió de su domicilio el 23 de julio, pero nunca regresó y su cuerpo fue encontrado por vecinos que se percataron de un olor putrefacto, convirtiéndose este caso en el feminicidio número 54 del 2022 en el estado de Puebla.

Los familiares de la víctima exigen que el presidente municipal se pronuncie al respecto, debido a la cercanía del hallazgo del cuerpo del rancho de la familia González Vieyra que gobierna en la región desde hace 20 años.

De acuerdo con los deudos ese rancho tiene vigilancia las 24 horas del día por lo que podrían aportar datos a la investigación que realiza la Fiscalía General del Estado (FGE) para esclarecer este feminicidio.

Cabe señalar que mientras los familiares de María identificaban el cuerpo de la joven, el edil de Tlachichuca presentaba en la explanada municipal a las tres aspirantes a reina de las Fiestas Patrias de ese municipio.

Por estos hechos, la Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta por presunto feminicidio con número FGEP/FEIDVFCM/CHALCHICOMULA-1/000827/2022.