Con la reactivación de las actividades en el sector de la construcción en la Ciudad de México, decenas de trabajadores acudieron a buscar trabajo y se aglomeraron afuera de las obras esperando una oportunidad laboral, luego de que algunos han pasado unos dos meses sin empleo por la contingencia de COVID-19.

La búsqueda de trabajo los hizo olvidarse de la sana distancia, pues se tuvieron que aglomerar en las entradas de las obras en donde los contratistas salen a buscar empleados.

Los trabajadores dijeron que tienen que arriesgarse a estar entre sus compañeros, muchos de los cuales no usan cubrebocas, pues ya les urge trabajar.

Urge, urge trabajar pues si no de qué va uno a vivir, tenemos gastos, pagamos renta, tenemos otros gastos en la casa, tenemos que buscarle de una manera o de otra”, dijo Francisco Ortega, un marmolero

Otros estaban esperando completar trámites como el alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para poder contratarse. Los trabajadores se resisten a utilizar cubrebocas pues dicen que es muy incómodo y riesgoso.