A cada poblador de la región Puebla-Tlaxcala le ha costado entre 20 y 31 mil pesos el deterioro de la paz en sus estados, un impacto a la economía estatal de miles de millones de pesos anuales, según el informe 2021 del Índice de Paz en México, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

El IEP coloca a Tlaxcala y Puebla como los segundo y octavo estados más pacíficos de México durante el año pasado, con mejoras en sus índices de paz semejante al mejoramiento nacional de 3.5 por ciento después de cuatro años de deterioro violento profundizado en el sexenio de Felipe Calderón.

Para obtener el índice de paz el Instituto para la Economía y la Paz recoge cifras sobre el número de homicidios dolosos, delitos con violencia y el porcentaje de casos que no se denuncian, crímenes relacionados con la delincuencia organizada, delitos con arma de fuego, presos sin sentencia y la cifra negra.


Tlaxcala el segundo estado más pacífico, pero con el mayor número de presos sin sentencia

De acuerdo con los resultados, Tlaxcala es el segundo estado más pacífico del país solo después de Yucatán; sobre todo con una disminución en comparación con la media nacional en delitos cometidos con arma de fuego, delitos con violencia y, en menor medida, homicidio dolosos y crímenes cometidos por la delincuencia organizada.

La calificación de la entidad es de 1.587, donde la calificación mas baja indica mayor nivel de paz; por ejemplo, Yucatán, que es el estado más pacifico, obtuvo 1.318 y Baja California, considerado el estado menos pacifico, tiene una calificación de 4.411.

Este comportamiento en el estado mantuvo a Tlaxcala sin variación en su índice de paz con una advertencia sobre el promedio más alto con personas privadas de su libertad sin sentencia.

Del mismo modo, en comparación con la evaluación de 2015 Tlaxcala perdió un puesto en el índice de paz al pasar de 1.4 a 1.5; además, el informe destaca que el presupuesto per cápita para la seguridad estatal es mayor al nivel de paz.


Puebla, el segundo mejor con paz positiva

Puebla ocupa el octavo lugar en el nivel de paz entre las 32 entidades y es el segundo con el mayor nivel de paz positiva, es decir, tiene instituciones y estructuras sólidas para atender las demandas de seguridad que se reflejan en mayores ingresos, bienestar, resultados medioambientales y un entorno empresarial sólido y seguro.

Con una calificación de 2.005 la entidad es una de las 10 más pacíficas y comparte posición con Yucatán, Tlaxcala, Chiapas, Campeche, Nayarit, Hidalgo y Coahuila.

Respecto a las calificaciones por subíndice, tuvo disminuciones en crímenes de la delincuencia organizada, presos sin sentencia y delitos cometidos con arma de fuego, mientras que los delitos con violencia son los que ocurren con mayor frecuencia en la entidad.

Puebla logró subir un nivel en el índice de paz entre 2019 y 2020 y, en comparación con 2015, la entidad mejoró al subir cuatro puntos.