La arquidiócesis de Puebla confirmó que sumó a otro sacerdote fallecido a consecuencia de la pandemia del COVID-19 y quien respondía al nombre de José Antonio Espinosa Sánchez.

Lo anterior fue revelado por la misma área de comunicación social de la iglesia católica, donde se explica que este sacerdote nació en el municipio de Cuautlancingo y quien tuvo presencia religiosa en Ciudad Serdán.

También se tiene conocimiento que este sacerdote murió a los 51 años, pues nació el 19 de febrero de 1957.



Con base en los datos oficiales, al menos 30 sacerdotes han muerto a consecuencia de este enemigo invisible en el estado de Puebla.

Incluso, con los reportes oficiales, se puede confirmar que Puebla tiene la comunidad eclesiástica más golpeada por la pandemia del coronavirus en toda la República Mexicana.