La Asociación para la Protección de la Pluralidad Sexual y Derechos Humanos (APPS) denunció que la Fiscalía General del Estado (FGE) incurre en dilatar la investigación sobre el crimen de odio registrado el pasado 26 de julio en la junta auxiliar de La Resurrección. 

Familiares de Gonzalo Faustino Potrero de 41 años, refieren que fue encontrado muerto en el Cerro del Marquéz el pasado 26 de julio, sin que a la fecha haya algún detenido.

El día del crimen, Gonzalo y su pareja Patricio Bolaños, ambos dedicados a la costura, salieron para comprar alimentos, pero fueron interceptados y golpeados con un palo. Solo Bolaños pudo escapar y pedir ayuda, narró Dominga, hermana de la víctima mortal.

En conferencia de prensa, se afirmó que la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos contra la Comunidad LGBT, no ha iniciado las investigaciones, responsabilizando de ello a su titular, Margarita Aguilar Vásquez.

María José Flores Serrano, integrantes de la APPS dijo que en Puebla ocurren hasta 20 crímenes de odio al mes y en ninguno se tiene avances sobre las indagatorias, ni detenidos.

Los delitos que se denuncian por la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual y Trans (LGBT) son, desde asaltos a casa habitación, agresiones y amenazas, hasta asesinatos como el de Gonzalo