A dos meses de la explosión de una pipa de gas LP al interior de la delegación de la FGR en Puebla, el organismo federal no ha indemnizado a las víctimas y su delegada Elizabeth Ibarra Sarlat "no les ha dado la cara".

Este miércoles, familiares de Martiniano Díaz Huerta se manifestaron frente a la sede la Fiscalía General de la República (FGR) para exigir justicia, pues acusaron que la indicación de que abrieran las pipas para destruirlas provino de la misma delegación, a la cual acusan de negligencia.

LEER MÁS: Explosión en delegación de FGR fue un accidente provocado por un peritaje, reporta Gobierno de Puebla


Martiniano era trabajador de un corralón, aquel 12 de agosto él y otros trabajadores fueron a la FGR para trasladar dos bidones de combustible que fueron decomisados y después recibió otra llamada en la que les instruyeron destruir 2 pipas de gas estacionario, según declararon sus familiares.

“Una la cortaron como si nada, pero la segunda (tenía gas acumulado) y al primer corte que hizo recibió la explosión”, dijo el sobrino a Canal 13.

Para los deudos la FGR en Puebla incurrió en actos de negligencia, además que ha evadido sus responsabilidades, pues la delegada “no ha dado la cara” desde el día del accidente.

“Lo único que nos dicen es que no hay ningún culpable a quién pedir indemnización (…) el culpable para nuestra familia es la Fiscalía porque esos movimientos no se pueden hacer sin que la delegada Elizabeth Ibarra Sarlat, quien no ha dado la cara”, manifestó Karen Díaz, hija de Martiniano.

En la misma situación se encontrarían los deudos de Juan Ortiz, la segunda víctima fatal de aquella explosión.

TE PODRÍA INTERESAR: Con misas de cuerpo presente familiares despiden a víctimas de explosión en FGR