El matrimonio poblano formado por Cleotilde Ortiz y Severiano Rosas, de  79 y 84 años de edad, tardaron ventiún meses para poder saludar al Papa Francisco en Roma. 

Tuvieron que esperar a que bajará la pandemia, que se pudiera viajar a Europa y tener la vacuna, para hacer efectivo el premio que ganaron en enero de 2020 por ser los visitantes 4 millones de la réplica de la Capilla Sixtina, que se instaló en el atrio de la Catedral de Puebla.

La pareja, dedicada a cosechar maíz, oriundos de la San Miguel Teotlalco, poblado ubicado en la mixteca poblana, tiene diez hijos, treinta nietos y quince bisnietos.

El sueño se cumplió y pudieron celebrar con el viaje 60 años de matrimonio. Fueron acompañados por el padre Paulo Carvajal Ramos, ex vocero de la Arquidiócesis de Puebla. 

Además de conocer al Papa en persona, tuvieron la oportunidad de conocer la capilla Sixtina original.