Miguel Barrera Rocha, tiene 55 años, 12 de ellos dedicados a pacificar manifestaciones y a capacitar a familiares de personas desaparecidas con la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta. Antes de ser defensor de derechos humanos, Miguel era consumidor de drogas y pandillero en la Ciudad de México.

Su vida cambió cuando decidió que la primera persona a la que tenía que rescatar, era así mismo. Actualmente recorre el país para proteger y defender la libertad de expresión de personas en contextos de movilización como protestas, mítines o marchas.

Barrera Rocha tiene la experiencia y el carácter necesario para ello. Su vida la vivió entre pandillas que se disputaban el lindero de la colonia Gabriel Hernández, en la Delegación Gustavo A. Madero y Ecatepec, Estado de México.

También comprende que detrás de un conflicto hay personas por lo que trata de evitar el sufrimiento tanto a manifestantes como a policías que entran en batalla, por lo que por mucho tiempo fue visto como infiltrado por los ciudadanos o líder de un grupo de choque por los uniformados.

La primera vez que se conoció de Los Marabuntas (vestidos con traje de rescate y casos rojos) fue el 1 de diciembre de 2012, en la manifestación realizada afuera de la Cámara de Diputados, por la toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de la República, donde hubo detenciones violentas y personas heridas de gravedad.

Sin embargo, previamente habían asistido, sin uniformes, a las víctimas de la tragedia de la discoteca New's Divine en 2008, en donde murieron 17 personas en una estampida y en el plantón de 2006 sobre Paseo de la Reforma tras las elecciones presidenciales.

Miguel y la Brigada Marabunta llegaron a Puebla a capacitar a integrantes del colectivo la Voz de los Desaparecidos en Puebla, que junto con el colectivo Reuniendo Corazones y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría (IDHIE) de la Ibero Puebla, realizarán una Brigada Regional de Búsqueda de Campo a finales de este mes.



La capacitación consiste en enseñarlos a descender en lugares agrestes como barrancas, además de mostrarles la lectura del suelo, es decir, si el terreno dónde realizarán la búsqueda resiste o pude desmoronarse poniendo en riesgo sus vidas, contó.

De acuerdo con Miguel en Puebla han contribuido a la búsqueda de personas desaparecidas, siendo pozos de agua en dónde se han encontrado cuerpos, sin embargo, evitó comentar detalles de municipios y casos por respeto a los familiares.

Añadió que en dónde se concentra la lucha de plazas de los cárteles del crimen organizado, es donde más personas desaparecen, destacando las búsquedas en los estados de Guerrero, Veracruz, Michoacán, Tamaulipas y Baja California.

“Primero fue rescatar mi vida, era consumidor de drogas, vivía en un barrio y casi todo lo que hacemos en la movilización y la defensa lo sacamos de la calle. Es toda una experiencia de vida arrastrada a la protección de personas que se manifiestan.

Esta es una decisión de vida. Si cambió mi vida en el sentido de saber que era necesario, que hacía falta la defensa de los derechos humanos desde lo que hacemos, porque la mayoría de defensores solo litigan ya que se violentaron los derechos humamos.”

Barrera Rocha explicó que la Brigada Marabunta es pacificadora y no pacifista, debido a que interrumpir la violencia armando cordones humanos para evitar confrontaciones, además de fungir como observadores y mediadores que van documentando las protestas.

A petición del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Los Marabunta, acuerparon la protesta pacífica que realizaron, este 2 de mayo, los familiares de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, para evitar una agresión, como la que sufrieron el 21 de mayo de 2021, afuera de la Fiscalía General del Estado (FGE) Puebla.

---Los Marabunta y las feministas.

Para el director de la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, es necesario que la sociedad en general se sume a las protestas que realizan las feministas, debido a que urge una observación ciudadana que proteja y documente a las mujeres que marchan en las calles.

Barrera Rocha consideró que la sociedad no está entendiendo los movimientos que realizan las mujeres para exigir justicia por feminicidios, que crecen de manera alarmante en México.

“Este pacto patriarcal entre los hombres es terrible y no lo podemos romper. Nos pesa demasiado entender que las cosas no deben ocurrir más de esa manera. Es urgente que se pueda modificar y más personas podamos defender los derechos humanos en el terreno”

Brigada Humanitaria de Paz Marabunta fue formada en 2006, y participan principalmente jóvenes de manera voluntaria que son capacitados en derechos humanos, espeleología, primeros auxilios físicos y psicológicos.