El Centro Histórico de la Ciudad de México es el sitio favorito de muchos y es que podemos encontrar desde museos, panaderías, ropa, lentes, cafeterías, calzado, accesorios de cocina, laboratorios, medicinas, y por supuesto, una calle dedicada a los uniformes y útiles escolares.

La calle de Mesones, tiene todo tipo de artículos en grandes almacenes, comercios locales y hasta ambulantes. Hay de todos los precios y calidades, desde los tradicionales hasta lo más moderno.

Pero no sólo podemos encontrar la lista de útiles, esta calle también tiene su lado musical y hasta un hospital para guitarras, ubicado en la esquina de Bolívar y Mesones, habitan talleres y cuartos de ensayo y grabación. Cualquier guitarrista o bajista puede llevar a darle mantenimiento a su instrumento.

En Mesones 21, existe una de las tiendas musicales más antiguas de México con más de 100 años de trayectoria.

A principios del Siglo XVI, Don Pedro Hernández Paniagua solicitó una licencia para establecer un mesón en su casa. Vendía vino, carne y daba asilo a los viajeros, dueños de carros, arrieros y guayines. Iniciando así la tradición de los estancos o mesones, Paniagua es considerado el padre de la hotelería y motivo por el cual se nombra así la calle.