La RUTA es vivir sin violencia” ese es el slogan con el que el metrobus poblano brinda servicio a mujeres, niñas y personas con discapacidad en “horas pico”, sin embargo, Eliza Sophia González Angulo Dierdorf en menos de tres meses ha sido discriminada hasta cinco ocasiones en la Línea 3 corredor Valsequillo Bulevar- CAPU.

Eliza Sophia es una mujer transexual que todas las mañanas toma el metrobus en la parada San Francisco para llegar a su trabajo cerca de Plaza Cristal. Ella coincide con el vagón exclusivo de mujeres, el cual aborda para sentirse más segura, como todas las demás usuarias.

El martes 2 de agosto, por quinta ocasión el personal de seguridad del metrobús intentó bajarla del vagón con el argumento que es exclusivo de mujeres. En esta ocasión, como en las anteriores ha tenido que mostrar su credencial del INE para demostrar que es una mujer.

Este hecho se suscitó en la parada de San Francisco, pero también le ha sucedido en la de Fiscalía y en la de Cristal.

“En otra ocasión el guardia me intentó jalonear para bajarme pero hasta las demás mujeres le gritaron: déjala en paz. Algunos guardias argumentan que las usuarias se han quejado de mi presencia, de verdad no veo que incomode a nadie. Todas vamos apresuradas a trabajar”, comentó.

Eliza Sophia añadió que los guardias del metrobus no cuentan con la capacitación necesaria para realizar ese trabajo pues además de la discriminación que ha sufrido ella y que puede padecer cualquier persona de la comunidad LGBTQI+, también los discapacitados están expuestos al maltrato.

Añadió que ha sido testigo de robos de bolsos, de averías a las máquinas de cobro y de un sinfín de irregularidades a las que los guardias no dan solución.

Eliza Sophia es representante de la asociación Identttidades dedicada a defender los derechos de las personas transexuales, así como a darles acompañamiento en su periodo de transición por lo que señaló que es importante alzar la voz ante la discriminación que siguen viviendo a diario en distintos espacios públicos.