A casi cinco años del sismo del 19 de septiembre del 2022, el ex convento franciscano de la Asunción y el templo de Nuestro Señor del Calvario, principales obras arquitectónicas religiosas del municipio de Tochimilco permanecen cerradas.

Los pobladores desconocen si las autoridades restaurarán sus iglesias, y descartan que ellos hagan colectas para aportar dinero a las reconstrucciones, frenadas desde hace tres años.

Socorro, quien vive a un costado de Nuestro Señor del Calvario, desconoce si la imagen del Cristo en la Cruz, -una de las más grandes de la república mexicana y que es conocida como El Señor de la Lluvia debido a un milagro que tuvo lugar en julio de 1956- aún permanece en el templo.

Otra vecina de nombre Lourdes, dijo: “Dicen que no hay dinero para reparar el templo y pues ya hasta dejamos de venir a la iglesia. Antes aquí la fiesta era grande el 3 de mayo que es día de la Santa Cruz. Todo se acabó”.


Se dice que esta iglesia está construida sobre lo que fuera una pirámide y que es probable que las piedras de ella fueron utilizadas para la construcción de la misma. Junto a Nuestro Señor del Calvario está un pequeño panteón dónde se puede pasar sin restricción, mientras la iglesia está cerrada con láminas.



En cuanto al ex convento de la Asunción, uno de los principales atractivos turísticos de ese poblado que lleva a las faldas del volcán Popocatépetl, también se encuentra cerrado con malla de alambre y luce un letrero de color guinda, distintivo del gobierno federal de Morena que dice: “Recuperemos juntos nuestro patrimonio cultural”.