Jorge Martínez Valderrama, egresado de la Licenciatura en Música de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), creó y presentó en el Museo Británico su obra 'Saa Ñu’ú' (Pájarros Barro) a través de un estudio abierto online vía Zoom.

“Fui invitado por el Museo Británico, por parte del Centro de Estudios Latinoamericanos de Santo Domingo, para participar en una residencia artística digital y realizar una obra con algunos de los objetos o piezas arqueológicas mesoamericanas que tienen en la colección del museo, por lo que realicé, junto con un equipo creativo, un paisaje sonoro-electroacústico llamado 'Saa Ñu’ú' (Pájarros Barro), que fue presentado por primera vez al público en el Museo Británico el pasado 10 de junio vía Zoom”, comentó en entrevista Jorge Martínez, compositor y egresado de la Licenciatura en Música de la UDLAP, generación 2007.

Sobre su obra, el compositor explicó que este paisaje sonoro-electroacústico se realizó tomando como referencia tanto instrumentos musicales y objetos sonoros como códices mixtecos; “entonces hicimos grabaciones de campo en la región de la mixteca para registrar video, grabar instrumentos arqueológicos mixtecos y construir una pieza sonora con estos elementos”, expresó el egresado UDLAP, quien además comentó que la pieza se llama Pájaros Barro ya que hace alusión a los instrumentos y objetos sonoros que imitan el sonido de las aves y que están construidos principalmente de barro, aunque hay otros materiales tales como maderas.

Mencionó que, para generar la obra, se tuvo que hacer una revisión e investigación exhaustiva de la colección de objetos mesoamericanos que contiene el museo para, a través de ello, hacer una selección de las piezas que más le evocaron alusiones y elementos para poder crear e idear. “Dado que el museo permaneció cerrado unos meses por la contingencia, me sugirieron participar en un seminario de lectura de códices mixtecos, así como en un grupo de investigación en donde se compartió mucha bibliografía en torno a los manuscritos mesoamericanos pre coloniales, de ahí obtuve mucho material que fue sumamente útil para la inspiración de esta pieza”, comentó el egresado UDLAP.

De los elementos que están involucrados en el proceso creativo de la pieza, Jorge Martínez dijo que primeramente incluyeron instrumentos musicales que fueron seleccionados con la ayuda de Luis García Acevedo, quien forma parte de la agrupación de música prehispánica Yodiquinsi: “Hicimos una selección a partir de los sistemas calendáricos qué podía representar cada uno de estos instrumentos y grabamos gestos, frases, algunas melodías, algunos ritmos con los instrumentos de percusión. Posteriormente hice un viaje a la región frontera Puebla-Oaxaca en donde grabamos sonidos de la naturaleza que van desde el agua, lluvia, viento, flora, fauna y todo tipo de sonidos naturales que pudimos encontrar. También recogimos imágenes y texturas que combinamos para generar la pieza”.

Asimismo, comentó que dentro de la metodología del trabajo hubieron dos vertientes: la primera es la del sistema del lenguaje, en donde se ocuparon figuras retóricas llamadas disfrasismos y que consiste en la construcción de una idea a través de dos conceptos; “estos manuscritos están llenos de figuras retóricas de binomios, dualismos y disfrasismos con los cuales pudimos hacer una estructuración similar o diferencial para la construcción de la pieza”. Y la segunda vertiente fue la tecnología, ya que se ocuparon herramientas tecnológicas y programas que ayudaron a hacer hibridaciones sonoras, “es decir, por ejemplo, se ocupó el sonido de las piedras y el agua para convertirlo, a través de la síntesis, en un sonido homogéneo, único”.

Finalmente, al preguntarle sobre el mensaje que transmite el paisaje sonoro-electroacústico llamado Pájaros Barro, el compositor y egresado de la Licenciatura en Música de la UDLAP, dijo que esta pieza se convirtió en un espacio de interacción y diálogo donde de alguna manera se expresa la voz de la gente descendiente de las culturas mixtecas. “Escuchar la pieza puede generar y evocar muchas sensaciones sonoras, porque a través de ella quisimos evocar un contexto y un entorno mediante un audio de 360 grados que permite que los sonidos aparezcan arriba, abajo, izquierda, derecha. Lo importante es que cada persona tenga una experiencia personal muy significativa y que ponga la escucha como práctica”, mencionó el compositor Jorge Martínez Valderrama.

Si deseas conocer más de la entrevista realizada a Jorge Martínez Valderrama, egresado de la Licenciatura en Música de la UDLAP, visita el siguiente enlace: https://youtu.be/EBdtNwnWO3Y.